Todo sobre "crema hidratante"

Depilación Láser. Nuevos Consejos – Parte 3

(continuamos con la lista de consejos sobre depilación láser que comenzamos ayer) Evite tomar el tratamiento si usted está sufriendo problemas o trastornos de la piel. Evite los tratamientos bronceadores o cremas por lo menos de 1 a 2 meses antes del tratamiento. Si la piel está bronceada, el tratamiento no será efectivo. Evite la depilación por cualquier método temporal, al menos 1 mes antes del tratamiento láser. Lleve a cabo las instrucciones pre-tratamiento con mucho cuidado, según lo especificado por el médico. No aplique lociones, cremas, maquillaje, perfumes o aerosoles para el cuerpo antes del tratamiento. Esto puede reducir la eficacia del mismo. No tome ningún medicamento antes del tratamiento sin la guía de un médico. Si desea aplicar cremas o lociones reconfortantes antes de comenzar el tratamiento, consulte a un médico. Exponga muy claramente sus requisitos a la persona que lo trate, para que no afecte áreas innecesarias. Durante el tratamiento, tenga cuidado y cubra las áreas sensibles del cuerpo, ya que las radiaciones pueden dañar las células, especialmente las de los ojos. Use gafas a prueba de láser. En caso de que el tratamiento esté causando alguna molestia o dolor, puede aplicar una crema anestésica. Siga las instrucciones de cuidado post-tratamiento con mucho cuidado. Utilice una crema hidratante, con el asesoramiento del médico, para mantener la piel húmeda. Aplique protector solar con SPF 30, por lo menos media hora antes de la exposición al sol. El bronceado debe ser evitado durante un mes o dos después del tratamiento...

El cuidado de la piel entre sesiones de depilación láser – Parte 1

La depilación láser se lleva a cabo en un promedio de seis a ocho sesiones, que se realizan con intervalos de ocho semanas. Debido a esta cantidad de sesiones con láser, es normal que la piel muestre algunos efectos secundarios o alguna reacción al tratamiento. Algunos de los efectos secundarios más comunes incluyen enrojecimiento, hinchazón, sequedad de la piel, ampollas, aclaramiento u oscurecimiento de la piel y un poco de sensibilidad en la zona tratada. Estos efectos se desvanecen poco a poco, pero el hecho de que su piel experimentará esto unas cuantas veces más, hace que la misma deba ser atendida lo suficiente entre las sesiones. Después del tratamiento, se puede tratar el dolor, la hinchazón y el enrojecimiento, con la aplicación de un paño frío en la zona. Espere un par de horas antes de ducharse o de mojar la zona tratada. Luego, dúchese normalmente, con sus habituales productos de baño. Después de ducharse, séquese la piel, teniendo cuidado de no frotarla con la toalla, sobre todo en la zona afectada. Una vez seca, aplique crema hidratante para evitar que la piel se reseque. No dejes de visitarnos mañana que continuaremos contándote sobre los cuidados que debes tener con tu piel entre las diferentes sesiones de depilación...

Cómo eliminar el sebo de la nariz

El sebo es un aceite producido por las glándulas de la piel. Funciona como un lubricante para mantener el cabello y la piel hidratada. De vez en cuando las glándulas segregan demasiado sebo, que se combina con la suciedad, la piel muerta y las bacterias, entonces obstruyen los poros. El sebo se oxida y se forman las espinillas. La nariz es una de esas zonas que puedan producir demasiado sebo. Es imposible eliminar el sebo, pero puede disminuir su secreción. Lávese la cara Lavarse la cara con regularidad es la forma más sencilla de eliminar el exceso de crasitud en la zona externa de la nariz. Moje su cara con agua tibia y un paño limpio. Aplique jabón con las manos o un paño y frote suavemente, con movimientos hacia afuera. Si lo hace demasiado fuerte, puede causar irritación y enrojecimiento, provocando más problemas. No son necesarios jabones anti-acné, pero no viene mal ya que algunos contienen ácido salicílico o peroxcide de benzoilo, que ayudan a cerrar los poros de la piel y a suprimir la producción de sebo en esas áreas. Enjuague con jabón, y con abundante agua tibia y limpia, el rostro. Frote suavemente a su cara seca con una toalla limpia. Repita el proceso por lo menos cada noche. Aunque lo ideal también, es que se laven por la mañana. Exfoliar Moje su rostro con agua tibia. Utilice un paño húmedo o, simplemente, salpique con agua la cara, con sus propias manos. Utilice esponjas exfoliantes para ayudar a sacar la suciedad de la piel...